Del impulso reformador al dictum de la música académica en Chile, una reflexión desde la historiografía

La labor de Domingo Santa Cruz Wilson como agente de cambio en el quehacer musical chileno ha sido uno de los procesos más reseñados dentro de los discursos histórico-musicales del medio. Sin embargo, no existen análisis críticos que permitan reflexionar acerca del modo en que se implementaron dichos cambios, ni cómo la historiografía de la música chilena dio cuenta de ellos. Así como tampoco del proceso de canonización de la figura de Santa Cruz y el dictum que rige hasta hoy la música académica nacional. La institucionalización de la visión de Domingo Santa Cruz y su equipo de colaboradores constituyó un modelo único en Latinoamérica por el apoyo estatal con que contó y fue capaz, en sólo dos décadas, de asentar un nuevo modelo del ejercicio de la música en Chile. Este nuevo aparato institucional, cuyas raíces se encuentran en el antiguo Conservatorio Nacional, permitió el asentamiento de conceptos y categorías que abarcaron tanto el quehacer de la música académica como el de la música popular. Todo lo cual fue respaldado mediante la creación de un discurso histórico-musical orgánico al proyecto, el cual se mantiene vigente, salvo contadas excepciones, hasta el día de hoy. La presente comunicación, partiendo de la revisión historiográfica, pretende proponer una reflexión que considere este proceso a través de diversos elementos teórico-analíticos que influyeron en la generación de discursos. De este modo, cobra relevancia la relación entre poder y saber, las herramientas mentales en boga durante la generación de los discursos, el  inconsciente intelectual de los autores, el peso de la memoria en la generación de la historia y elmito del eterno retorno.