Música, género y sexualidad: In memoriam Sheila Whiteley

En junio 2015 falleció la importante musicóloga inglesa Sheila Whiteley, quien es reconocida, principalmente, por ser la primera persona en el Reino Unido en dictar una cátedra dedicada específicamente a la música popular. De hecho, era conocida como ‘la catedrática del pop’. Aunque Whiteley investigó múltiples temas vinculados a la música popular, en esta mesa temática queremos enfocarnos en sus contribuciones a la musicología feminista. Con sus libros Women and Popular Music (2000) y Too Much Too Young (2005), y las antologías que editó, Sexing the Groove (1997) y Queering the Popular Pitch (2006), Whiteley dejó una marca indeleble para quienes estudiamos el cruce entre la música y los estudios de género y sexualidad. En esta mesa temática proponemos evaluar críticamente su legado y también extender sus propuestas hacia nuevas áreas. La mesa consiste de una presentación introductoria y tres ponencias sobre investigaciones en curso. Primero, Daniel Party realiza una evaluación crítica de las investigaciones de Whiteley sobre música popular, género y sexualidad. Más que una reseña biográfica, Party identifica logros y tareas pendientes en las pesquisas de Whiteley, en particular, y en la musicología feminista en general. Segundo, Viviana Silva explora la construcción de género en canciones del brasileño Chico Buarque escritas en primera persona femenina. Silva analiza la relación música/texto en varios topos femeninos presentes en su obra y argumenta que Buarque busca demistificar los arquetiopos clásicos de femineidad y diversificar las representaciones de la mujer en la música popular. Tercero, Marco Marchant investiga el rol que cumple la mandolina dentro de la música y cultura metodista pentecostal chilena. Marchant propone que la mandolina se perfila como un dispositivo de representación y articulación de una norma de género basada en la doctrina paulina, así como un medio de manifestación del poder patriarcal dentro del contexto metodista pentecostal. Por último, Laura Jordán estudia la persistente construcción de la voz de falsete como una voz asociada a la alteridad, principalmente de género y raza. Como estudios de caso, Jordán analiza dos ejemplos recientes de música popular chilena, Chinoy y Javier Barría, vinculándolos a la emergencia de “nuevas masculinidades”.