Osiel Vega

Osiel describe el territorio atacameño a través de las simbologías andinas y coloniales. Enfoca las fiestas rituales y ceremoniales que se realizan durante distintas estaciones, y características particulares de la construcción estética y estésica de las organizaciones sonoras del espacio ritual atacameño. El enfoque etnográfico gira en torno al poco estudiado sujeto del Niño Mayor, músico funcional, único narrador de historias performatizadas, narradas en los bailes devocionales del solsticio de San Pedro de Atacama.