Óyeme con los ojos: Los álbumes musicales de las señoritas mexicanas y la construcción de identidad

Los álbumes musicales eran un lujo que los padres de las señoritas de clase media y media alta en todo el hemisferio occidental estaban dispuestos a costear en el siglo XIX. Cientos de ellos en colecciones privadas y en bibliotecas dan testimonio de su ubidad. La mayor parte de la música en ellos no merece la atención de los musicólogos pues los compositores son, en su mayoría, olvidados hoy en día: su contenido no posee ningún valor en la historia de la música predominante. En las casas, se encuentran ocupando un inamovible lugar en los libreros o bien están guardados en cajas esperando un tiempo mejor. Por si fuera poco su encuadernamiento, estorboso y poco práctico por ser una colección personal de obras dispares, no es atractiva para bibliotecas en escuelas de música que, cuando los tienen, los amontonan en rincones poco visitados de la misma. Para una investigadora interesada en la música doméstica decimonónica representan una entrada angosta pero fascinante a ese mundo. En el caso mexicano, el estudio emprendido de ellos ha permitido un acercamiento a los gustos musicales, construcción de identidades, cuestiones de género, entre varios otros asuntos, en México en el periodo entre 1826 y 1853. Es en esos espacios dinámicos de ocio y recreación que el quehacer femenino se resignifica y forma parte de la circulación de música, prácticas y encuentros que trascienden lo privado. En cuanto al repertorio, se ha podido constatar a través de los álbumes el nivel técnico y las demandas musicales requeridos por las ejecutantes (en su mayoría mujeres), así como prácticas musicales que inciden en la construcción de género. Además de las historias privadas, estos álbumes representan una narrativa compleja e incipiente de la construcción de una cultura nacional mexicana. Esta ponencia postula que las mujeres, como ejecutantes de música doméstica, juegan un papel no reconocido hasta ahora en las nuevas configuraciones identitarias propias y las de un México en construcción.

Los álbumes musicales eran un lujo que los padres de las señoritas de clase media y media alta en todo el hemisferio occidental estaban dispuestos a costear en el siglo XIX. Cientos de ellos en colecciones privadas y en bibliotecas dan testimonio de su ubicuidad. La mayor parte de la música en ellos no merece la atención de los musicólogos pues los compositores son, en su mayoría, olvidados hoy en día: su contenido no posee ningún valor en la historia de la música predominante. En las casas, se encuentran ocupando un inamovible lugar en los libreros o bien están guardados en cajas esperando un tiempo mejor. Por si fuera poco su encuadernamiento, estorboso y poco práctico por ser una colección personal de obras dispares, no es atractiva para bibliotecas en escuelas de música que, cuando los tienen, los amontonan en rincones poco visitados de la misma. Para una investigadora interesada en la música doméstica decimonónica representan una entrada angosta pero fascinante a ese mundo. En el caso mexicano, el estudio emprendido de ellos ha permitido un acercamiento a los gustos musicales, construcción de identidades, cuestiones de género, entre varios otros asuntos, en México en el periodo entre 1826 y 1853. Es en esos espacios dinámicos de ocio y recreación que el quehacer femenino se resignifica y forma parte de la circulación de música, prácticas y encuentros que trascienden lo privado. En cuanto al repertorio, se ha podido constatar a través de los álbumes el nivel técnico y las demandas musicales requeridos por las ejecutantes (en su mayoría mujeres), así como prácticas musicales que inciden en la construcción de género. Además de las historias privadas, estos álbumes representan una narrativa compleja e incipiente de la construcción de una cultura nacional mexicana. Esta ponencia postula que las mujeres, como ejecutantes de música doméstica, juegan un papel no reconocido hasta ahora en las nuevas configuraciones identitarias propias y las de un México en construcción.