Trashumancia posmoderna de lo musical: Fiestas del norte y centro de Chile I

La trashumancia ha sido entendida como el desplazamiento del pastoreo entre las estaciones invierno-verano por protección y mejores dehesas para los animales, movimiento que han realizado comunidades andinas desde épocas ancestrales, entre las tierras altiplánicas y la costa oeste, pasando y estableciendo asentamientos pasajeros en valles y quebradas precordilleranas, para posteriormente regresar a sus tierras de orígenes. En esta época, distinguida como posmoderna, sigue ocurriendo algo similar en varios dominios, especialmente en el de índole comercial (el legal e ilegal o matute), sin embargo también es aplicable a la práctica musical que realizan comparsas de lakitas y bandas de bronce andinas, que en época de fiesta van de pueblo en pueblo participando y animando las diversas ceremonias-rituales del calendario litúrgico andino-católico. La conquista española fue dejando a su paso la evangelización, materializada en templos, imágenes de santos patrones y de la Virgen María en diversas advocaciones en cada uno de los pueblos que fueron atravesando y/o levantando, santidades a quienes se les rinde culto con rogativas de protección a la usanza andina (aymara-quechua) y lo católico, mezclando deidades. En estas últimas tres décadas, la gran mayoría de los habitantes de estos pueblos han inmigrado a las ciudades, dejándolos casi deshabitados; sin embargo, familias completas regresan a ellos en cada época de fiesta para celebrar a su santo patrono y/o a la virgen de su devoción, fiesta que es organizada por una pareja de alféreces, quienes tienen entre una de sus labores más importante, la contratación de los músicos, pues sin música no hay fiesta. Esta trashumancia puede también ser observada en los cambios que viven los bailes religiosos de la zona norte y central de Chile, con la inclusión de nuevos integrantes urbanos que aportan otras miradas sobre el concepto mismo de la fiesta, como la carnavalización y el turismo participativo asociado a ellas. El propósito de los integrantes de esta mesa temática es mostrar diversos aspectos de esta trashumancia musical, desde los enfoques de una etnografía situada y de una etnomusicología descolonizada, considerando que los propios exponentes-investigadores nos hemos convertido en actores de las fiestas estudiadas.